954 099 254 / 666 880 507 info@dentalraulpascual.com

En este segundo post voy  a hablaros  de las carillas dentales o coronas para mejorar la estética. La diferencia es que la carilla es una fina lámina de cerámica que cubre la parte frontal del diente y puede incluir o no el borde incisal (el filo cortante) si así lo queremos, mientras que la corona es un recubrimiento total del diente, por lo que en principio es una tratamiento más agresivo porque tenemos que tallar el diente en su totalidad. La elección de una u otra depende de varios factores como la oclusión (forma de morder),la posición con respecto a dientes adyacentes,si presenta algún tratamiento previo como una endodoncia,o si el diente está muy oscuro.

Actualmente existen materiales, tecnología, medios, y amplia experiencia para conseguir trabajos impresionantes y totalmente naturales e integrados con la boca del paciente. Olvídate de filos negros alrededor de las coronas. Eso es cosa del pasado cuando se usaban estructuras de metal sobre la cual se colocaba una capa de cerámica. Aunque hay compañeros que siguen usando este tipo de materiales, podría tener cierta licencia usarlo en zonas no estéticas ,como los molares ,pero nunca en zonas anteriores,incluyendo hasta los premolares. En estos casos, nosotros llevamos años usando estructuras libres de metal,hablamos bien de zirconio,cerámicas feldespáticas o disilicato de litio que ha sido el material que revolucionó la odontología actual ya que se aúna en el mismo material belleza y resistencia. Estos materiales son proporcionan la traslucidez y belleza que siempre demandábamos los dentistas,además de ser mucho más biocompatibles ya que se comportan mucho mejor con la encía.

Con los sistemas 3D para escanear,diseñar y fabricar las piezas,tenemos el sistema completo para conseguir una sonrisa de ensueño. La parte negativa de este proceso es que puede estar limitado por la posición del diente o el estado de la encía previa del paciente. Hay casos donde necesitamos “trabajar” con la encía para conseguir una arquitectura correcta y que cuando realicemos el trabajo definitivo quede totalmente armónico. Eso supone que en casos concretos trabajamos con provisionales para conseguir esa encía mencionada y una vez correcta, fabricar el trabajo protésico definitivo. Si el paciente presenta una buena situación desde el principio, este paso de los provisionales, se puede obviar.

Actualmente, sólo pasan unas 3 horas desde que mandamos el archivo con los dientes escaneados del paciente al laboratorio hasta que colocamos el trabajo, cuando hablamos de 3 ó 4 piezas. En casos donde rehabilitamos toda una parte superior o inferior tardamos 1 ó 2 días.

Con los sistemas Cad-Cam actuales, CEREC  es el que usamos nosotros desde hace casi 10 años, conseguimos un molde digital de los dientes sin necesidad de tomar moldes con las molestas masillas,sino con una cámara intraoral de fotos que pasamos por la superficie de los dientes. El sistema, a partir de las fotos genera un modelo 3D al instante que vemos en un monitor junto al paciente y es donde podemos diseñar la prótesis o bien enviarla al laboratorio para que él la diseñe y la fabrique.